+34 910 340 663

BLOG DIALIBRE

CONTROLA TU DIABETES Y VIVE PLENAMENTE ACTUALIDAD Y DIABETES-1 DEPORTE Y DIABETES-2 NUTRICIÓN Y DIABETES-3 PSICOLOGÍA Y DIABETES-4 TRATAMIENTO Y DIABETES-5 TU VIDA CON DIABETES-6

PSICOLOGÍA Y DIABETES

31 AGOSTO 2020

Diabetes y ansiedad - Remedio del doctor (II)

A veces el diagnóstico de la diabetes va más allá de sus consecuencias físicas en la persona. Es posible, y hasta probable, que nos genere mucha ansiedad enfrentarnos a una enfermedad que requiere un control continuo, sobre la que hay mucha información desacertada, y que probablemente requiera cambios importantes en nuestros hábitos de vida. ¡Incluso pacientes que llevan años viviendo con diabetes pueden caer en esta angustia en algunos momentos de su vida!

De hecho, diferentes estudios indican que las personas con diabetes tienen el doble de probabilidades de padecer depresión que las personas sin este tipo de enfermedad. Sin embargo, la mayoría de terapias se centran en los problemas fisiológicos, dejando de lado nuestra salud psicológica, que es al menos igual de importante.

Y es que la ansiedad nos afecta de dos maneras en relación a la diabetes:
Por un lado, la ansiedad y el estrés provocan que nuestro cuerpo segregue hormonas, principalmente adrenalina, que inhiben la acción de la insulina, aumentando los niveles de glucosa.

Por otro, afecta a nuestro comportamiento, provocando que no llevemos un control adecuado de nuestra diabetes. Puede que la ansiedad nos haga ir más al frigorífico descontrolando nuestra dieta; que nos desmotive a la hora de llevar un control más férreo de los niveles de glucosa; o que propicie que prestemos más atención de la cuenta a los niveles de glucosa, y este hecho nos puede generar más ansiedad todavía…

Nuestro estado emocional es un pilar para el control de la diabetes, tan importante como el ejercicio, la dieta, la tecnología, o las medicinas. ¿Qué debemos hacer entonces?

Lo primero, relajarnos. Encontrar formas de “soltar” esa ansiedad de forma regular, ya sea mediante actividades tan simples como unos ejercicios de respiración; o realizando actividades como el yoga. Cada persona debe encontrar la forma que mejor le funcione.

Segundo, debemos aumentar nuestra confianza en relación a la enfermedad. Informándonos, e imaginándonos superando esas situaciones que nos preocupan. La autoconfianza es muy importante para vivir de manera plena cuando tienes diabetes.

En tercer lugar, también es importante contar con apoyos que nos sirvan de ayuda para desahogarnos, o simplemente para que nos hagan sentir más seguros. Empezando por la familia y los amigos, y terminando con un terapeuta que nos ayude a encontrar y eliminar las causas de nuestra ansiedad.

Debemos recordar que, aunque nosotros tengamos la enfermedad, y seamos nosotros los que debemos controlarla; eso no quiere decir que estemos solos en esto. Hay ayuda ahí fuera, y debemos pedirla si la necesitamos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR