¿Qué son los puertos de inserción? 

Los puertos de inserción son dispositivos que consiguen disminuir el número de pinchazos directos sobre la piel de medicaciones como la insulina. Constan de una cánula flexible que se coloca en el tejido subcutáneo y una entrada o puerto a través del cual se pueden administrar medicaciones.

¿Para qué son adecuados?

Dado que permiten disminuir el número de pinchazos, pueden ser una ayuda para niños y adultos con fobia a las agujas, para los que sienten dolor con los pinchazos y para todas aquellas personas que lo encuentren más cómodo que el método tradicional. La decisión de probarlo es fundamentalmente una elección personal, pero será importante contar con la información adecuada. Así que, si tienes dudas, lo más adecuado es consultar con un profesional, que además te ayudará a seguir las recomendaciones para utilizarlo de la mejor manera posible.

image03

¿Insulina rápida y lenta? 

De forma teórica es posible administrar de forma segura a través del i-Port ® tanto insulina lenta como rápida. En este caso, es importante separar ambas al menos 60 minutos y administrar primero la rápida.

Habitualmente en el tratamiento con múltiples dosis de insulina de la diabetes, reservamos como lugar de administración preferente para las insulinas de acción rápida, el abdomen o los brazos, ya que la absorción será más rápida que en la pierna o en el glúteo. Aunque es posible administrar las insulinas lentas (Glargina o Detemir) tanto en abdomen, brazo, pierna o glúteo, se suele reservar para la insulina lenta estas dos últimas. Por eso, es posible que algunos personas experimentan cambios en la glucemia al utilizar el puerto de inserción con ambas insulinas. En estos casos, puede valorarse ajustar el tratamiento o reservar el puerto sólo para insulina rápida.

Cómo elegir el modelo adecuado para ti 

image00image01

Actualmente, hay 2 modelos diferentes de puertos de inserción disponibles: Insuflon® y i-Port Advance®, ambos fabricados por Unomedical®, el último en exclusiva para Medtronic®

Insuflon no dispone de insertador por lo que se inserta manualmente en la piel con un ángulo recomendado entre 20 y 45º aproximadamente. La longitud de su cánula es de 18 mm. El i-Port está integrado con su insertador y su cánula está disponible en 2 tamaños, 6 y 9 mm, ambas con un ángulo de 90º. Para elegir el tamaño adecuado es importante explorar el tejido subcutáneo de la zona en la que se va a insertar, cogiendo un pellizco de piel.  Si elegimos una zona con muy poco tejido subcutáneo sería posible que la administración fuese intramuscular en lugar de subcutanea, lo que afectará a la acción de la insulina.

Características técnicas 

i-Port Insuflon
InsertadorNo (manual)
Tamaño de cánula 6 mm ó 9 mm18 mm
Ángulo de inserción 90º20-45º

7 pasos para usar i-Port o Insuflon adecuadamente

  1. Consulta con tu equipo diabetológico todas tus dudas
  2. Elige el modelo y tamaño de cánula adecuados para ti
  3. Sustituyelo cada 3 días o 75 inyecciones como máximo
  4. Elige el lugar más adecuado: abdomen, brazo, pierna o zona lumbar baja; y selecciona una zona de la piel sin alteraciones
  5. Rota la zona de administración adecuadamente
  6. Observa si hay cambios significativos en la glucemia
  7. Valora con tu equipo diabetológico si es necesario algún ajuste

Cosas que deben saber… 

  • Puedes utilizar agujas de 5 a 8 mm con i-Port® y entre 6 y 12 mm con Insuflon®.
  • En la cánula, en función de su longitud, puede quedar una cantidad de insulina retenida, entre 0,26 y 0,5 unidades. Esto puede ser relevante en personas que utilizan pequeñas dosis de insulina, por lo que es interesante en niños pequeños valorar administrar esa cantidad extra en la primera dosis de un puerto nuevo para llenar la cánula y que realmente se administre la cantidad deseada.
  • Si observas enrojecimiento o dolor en la zona donde has insertado el i-Port o Insuflon, debes retirarlo y poner uno nuevo en otra zona.
  • Es necesario rotar la zona dentro de un mismo lugar (abdomen, brazo, pierna, zona lumbar baja). Pero si cambias entre abdomen y pierna, por ejemplo, es posible observar diferencias en la acción de la insulina.
  • Cuando insertas un puerto nuevo, es importante medir la glucemia en las siguientes 1-2 horas para comprobar que la insulina se ha administrado adecuadamente. Si hay hiperglucemia relevante inexplicada, hay que sospechar que algo no ha funcionado correctamente y es mejor retirarlo e insertar uno nuevo.

Dra. Patricia Enes Romero

Video completo del webinar Diabetes & Tecnología – Dra. Patricia Enes
[fusion_button