+34 910 340 663

BLOG DIALIBRE

CONTROLA TU DIABETES Y VIVE PLENAMENTE ACTUALIDAD Y DIABETES-1 DEPORTE Y DIABETES-2 NUTRICIÓN Y DIABETES-3 PSICOLOGÍA Y DIABETES-4 TRATAMIENTO Y DIABETES-5 TU VIDA CON DIABETES-6

TRATAMIENTO Y DIABETES

02 OCTUBRE 2020

Síntomas del azúcar alto o hiperglucemia - Síntomas de la diabetes (IV)

Tener el azúcar demasiado alto en sangre causa muchas complicaciones a medio y largo plazo. Incluso a corto plazo, también puede llevarnos a un coma diabético. Por eso es importante evitar estas situaciones, especialmente cuando tenemos diabetes y sabemos que nuestro cuerpo tiene tendencia a no asimilar la glucosa y acumularla en la sangre.

Nuestro médico es el que debe marcar qué valores son demasiado altos para nosotros, pero por norma general se considera hiperglucemia a un nivel de glucosa en sangre superior a 120 mg/dl antes de una comida, y 180 mg/dl después de la misma.

Hay muchos motivos que pueden causar la hiperglucemia, más allá de haber consumido alimentos ricos en glucosa. Puede que hayamos administrado una dosis insuficiente de insulina (o que se haya inyectado mal), nos hayamos saltado la medicación, estemos sufriendo una infección que obligue a nuestro cuerpo a modificar la producción de hormonas, estemos tomando medicamentos que pueden elevar el azúcar (especialmente corticoides), suframos estrés...

Pero ¿cómo la detectamos? Por supuesto, una medición capilar o una consulta a nuestro MCG es la forma más sencilla. Pero hay señales que nos indican que debemos hacer tal cosa: una sed excesiva, mucha hambre, ganas de orinar constantes, falta de energía, visión borrosa, dolor de cabeza

Eso a corto plazo. Si no la tratamos y se agrava, notaremos el aliento con olor a fruta, náuseas, boca seca, desorientación, dificultad para respirar, dolor abdominal, y finalmente podemos caer en coma diabético.

En caso de estar sufriendo una hiperglucemia de forma continuada, o si los niveles superan los 240 mg/dl y no somos capaces de corregirlos, debemos acudir al médico. Nosotros, como medida previa, debemos corregir la deshidratación consumiendo suficiente líquido.

No podemos subestimar esta situación, puede que menos urgente que la hipoglucemia a corto plazo, pero igualmente peligrosa para nuestra salud.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR